visitas

viernes, 20 de agosto de 2010

Una Rubia nada tonta

Quiso probar

lo que es ser una chica rubia.

Se tiñó de rubia

y le regalaron

un globo.

Quizás

porque el peluquero

tenía muy incorporado

que las rubias son siempre tontas.

En este caso

se equivocó.

Ella

no estaba

a disgusto con su color de pelo.

Simplemente

odiaba los prejuicios.

Escrito por María del Río.


2 comentarios:

  1. Se lo comió!!!!!
    Gracias por leerme...me potencia para seguir y seguir...!

    ResponderEliminar