visitas

sábado, 27 de octubre de 2018

Frío

El frío me bloquea en todos lo sentidos pero no para pedirte que me desnudes.
Escrito por María del Río.

La seducción matizada

¿Qué quieres?
Perderme dentro de ti.
¿Y después?
Conseguir responderte (sin miedos ni corazas) lo mismo que en la anterior.
Escrito por María del Río.

lunes, 15 de octubre de 2018

Contradicciones

Plantearme qué es la Nada me provoca angustia.
Pero plantearme qué el Todo me provoca saturación.
Por eso plantearme no cuestionarme tanto me provoca liberación (a veces claro).
Escrito por María del Río.

Casa

Cada casa en la que he vivido ha marcado un antes y un después en mi vida.
Mi infancia y una rebelde adolescencia la viví en Barcelona. En una casa donde podía ver el mar desde el salón y la montaña y el Tibidabo desde mi habitación.
En esa casa descubrí que mi timidez iba acompañada de tener una gran habilidad para comunicarme. Escribiendo, bailando y también soñando. Pude sentir que la soledad me gustaba y no me asustaba y pude oler y degustar lo que es tener una amistad inquebrantable desde los 2 años hasta ahora con ella. Carla.
Mi adolescencia me trajo curiosidad en todos los sentidos. Mis primeras caladas fueron en la ventana de mi habitación y la sensación posterior a besar también. Descubrí lo maravilloso que es el sexo, revolucioné mis emociones y empecé a intuir lo que quiere decir la palabra Amor y cuántas variantes tiene, incluida el Desamor.
Mis 22 fueron en una casa minúscula en el barrio de La Latina de Madrid. Fui feliz. Me reencontré, se abrió un abanico de sensaciones y pude volver a hablar de vivencias que no quería que se despertaran de la siesta.
El teatro me dio la vida y conocí mis carencias pero mis virtudes también.
Mi otra casa fue en la Calle Mayor.
Ahí viví 8 años con amigos que a día de hoy siguen dándome complicidad y amistad inmedible. Esa casa siempre estaba llena de gente y vida. Le pusimos un cartel llamado "Pensión Mayor".
En mi casa posterior hubo turbulencias pero después de eso aprendí que yo también me merezco que me quieran incondicionalmente. Y así fue.
Y por último, mi última casa (un balcón de los de la foto) me ha dado lo más importante.
Aceptarme tal y como soy.
Bendita aceptación.

Escrito por María del Río.

sábado, 6 de octubre de 2018

Podría

Podría mandarte a la mierda pero no me da la gana tener que recordarte.
Quiero estar TE.
Escrito por María del Río.

martes, 4 de septiembre de 2018

Epidemias

¿Cómo estás?
Bien, acabo de vacunarme.
¿De qué?
La vacuna del egoísmo y la soberbia.
Yo ayer me vacuné de la frustración y los likes.
Malditas epidemias.
Escrito por María del Río.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Mucho más que eso

Hola. ¿Tú que eres?
¿Productora, actriz, cantante, periodista?
Soy persona.
¿Estoy a tu altura?
Escrito por María del Río.