visitas

domingo, 4 de julio de 2010

Sentencia Firme

Sí.

Culpable.

Le cayeron 20 años.

Por decir

verdades como puños.

Pero así es la Justicia

a veces.

Perdón.

Rectifico.

Muchas veces.

Y es que

muchas veces

tener una mirada

de cristal

y

pisar tierra

con decisión

valentía

y

sin miedo

hace que la gente

se ponga las manos

a la cabeza.

Se sorprendan

y lo peor...

que te juzgan

sin fundamento.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada