visitas

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Matices

"Siempre" y "Nunca" no tienen nada que ver.
No son amigas.
Pero si matizamos y recurrimos a alguna fase de nuestra de vida en la que nos hemos sentido enamorados, vemos que estas dos palabras, adverbios temporales, en sí mismas contrarias, las hemos intentado conciliar diciendo: "Siempre te querré y nunca te olvidaré ".
¡Y todos tan amigos!
Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada