visitas

domingo, 31 de julio de 2011

Una Realidad de Ensueño.


La Nostalgia

estaba cada día en sus sueños.

Cada día.

Ya fuera en una siesta

o después de un largo día de trabajo.

Era curioso

porque siempre soñaba lo mismo.

Tan sólo

tenía que hacerlo realidad.

El miedo era el culpable.

Y es que las ganas de descubrir

todo ese placer

era tentador

pero también aterrador.

Por eso del rechazo y otras corazas varias.

Y es que despojar inseguridades no es fácil.

Pero ese día llegó.

Y que bien que fuera así.

Empezó a soñar despierta

y a vivir

algo que se merecía desde hace tanto tiempo.

Bendita su realidad soñada!

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada