visitas

viernes, 17 de abril de 2015

EN CALIENTE


Cuando estás en caliente tu cabeza va más rápido que tú.  Tu lengua y tus cuerdas vocales se despojan de todo lo políticamente correcto y arrasan sin ningún tipo de pudor.  En ese momento no piensas y lanzas todo al vacío.
Rabia. Ira. Así lo llaman. Yo prefiero llamarlo desahogo.
Luego te arrepientes pero reconozcámoslo, ese momento te sientes libre de todo envoltorio y por un momento (fugaz) eres totalmente primitivo.
Te enseñan a que debes aprender a relajarte, respirar 5 veces y callarte todo lo que se te pase por la cabeza pero no siempre quieres tomar esa opción.
Hoy es un día de esos. Un día en el que no pones comas ni puntos en todo lo que piensas y menos aún puntos suspensivos.
Hoy es uno de esos días en el que digo:

Hoy soy yo la que te mira por encima del hombro/Hoy soy yo la que soy pedante/Hoy soy yo la que no te reconoce tu trabajo/Hoy soy yo la que te utiliza y te folla sin cariño/Hoy soy yo la que fulmina a todo lo corrupto/Hoy soy yo la que te la hace la entrevista/Hoy soy yo la que toma el pelo/Hoy soy yo la que te calla y recalla/Hoy soy yo que se ríe en tu cara/Hoy soy yo la que no te pago/Hoy soy yo la que anda por delante/ Hoy soy yo la que no te doy oportunidades/ Hoy soy yo la que boicoteo tus sueños/ Hoy soy yo la que te desayuna-come-merienda-cena con patatas

Hoy y sólo en este momento en caliente tan corto me desahogo.
Como en las tormentas tropicales.

Escrito por María del Río.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada