visitas

martes, 31 de enero de 2012

La Llamada

Podría empezar a escribir en forma de cuento y decir eso de "Érase una vez tres cerditos" pero no lo voy a hacer.
Comenzar con un "Érase" nunca me ha gustado y en este caso lo que quiero plasmar es una conversación. Adulta. No infantil.
Pues allá voy.

Estaba sentado en mi sofá fovorito cuando me llamaron por teléfono.
-¿Diga?
-Hola soy yo.
-Hola Micaela.
-Hola.
-¿Todo bien?
-No.
-¿Por qué no?
-Pues porque tras una noche en buena compañía me he quedado vacía.
-Haber elegido una noche solitaria entonces.
-Joder Alex! ¿Por qué cuando no quiero, me llevas el equipaje y cuando quiero me tiras todo en el andén?
-Porque eres muy caprichosa. Y ya sabes eso de "una de cal y una de arena". Tú sabes muy bien esa estrategia de marear a las personas.
-No.
-Sí.
-Te voy a colgar Micaela.
-No.
-Lamento decirte que sí.
-¿Por qué?
-Porque además de ser caprichosa pareces una majorette vestida y a mi me gustan con más clase.
-Eres cruel Alex.
-No tanto como tú. Y te voy a colgar.
-No.
-Pues lo dicho, intentando concluir por 4ª vez la conversación, parece que esto, sin el inestimable refuerzo del lenguaje no verbal, no consigue convencerte de que quiero colgar.
-Alex!

Y colgué. Y me quedé pensando en algo. Que ni ella, ni nadie ni este sol frío de enero conseguía calentar mi espíritu.

Escrito por María del Río y Amigos que me dieron frases para jugar un rato a escribir.
Gracias!!!!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada