visitas

viernes, 16 de septiembre de 2011

Ya!


Dime qué ves

porque yo te veo difuminado.

Y no me asusta.

Me sorprende.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada