visitas

martes, 5 de julio de 2011

El Semáforo


LLuvia.

Un Semáforo en rojo.

Una mujer.

De estilo ininterrumpido.

Zapatos de tacón

de color añil.

Piernas interminables.

Medias de rejilla.

Abrigo

que daba permiso

para marcar su estilizado cuerpo.

Esa Mujer.

Los coches se descolocaban

en esa noche de lluvia.

Ella con un espejo

en una mano.

En la otra un Rimmel.

Nunca se había visto a una mujer

con tanta clase

a la hora de maquillarse.

Ella no se inmutaba.

Pero tenía a la calle alborotada.

Semáforo en verde.

Era su momento.

Era su contoneo.

Cruza la calle.

El asfalto grita

de excitación.

Pero más lo hace

el hombre que le está esperando

al otro lado de la calle.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada