visitas

jueves, 9 de septiembre de 2010

La Hora del Café

No me importaría

que el café de la mañana

sentara

así de bien.

Ni el del mediodía.

Ni el de después

de comer.

Ni el de las 6.

El de las 8

lo sustituyo

por un vino.

Un Ribera

a poder ser.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada