visitas

miércoles, 21 de julio de 2010

CONTRASTES

Sólo él

sabía

como estaba.

Había decidido

no

mostrarlo

sobre un escenario.

Y es que

la vida

muchas veces

no juega a tu favor.

Hoy

su vida

acariciaba

contrastes.

En unos segundos

haría

lo que más le gustaba.

Pero también

en unos segundos

anteriores

había sufrido

un desencuentro.

Contrastes.

En mitad

del concierto

el sudor

era doble.

El primero

era

porque lo estaba

dando

todo

a su público.

Se lo merecían.

Y él también.

El segundo

era un sudor

tembloroso.

No estaba

ella.

Y buscaba

su mirada.

Una mirada

de "órbita"

la llamaba él.

Acabó

el concierto

y

él

seguía

recorriendo

con sus ojos

al público.

No la vió.

Pero ella sí.

Y esta

vez

provocaría

un encuentro

en toda regla.

Los dos querían.

Sí.

Escrito por María del Río.

Photo by One Dragones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada