visitas

sábado, 29 de mayo de 2010

La Mejor Targeta de Visita

No hacía Sol.

Pero no importaba.

A ella le habían dado

una Targeta de Visita.

Pero ilimitada.

Y sin vuelta.

Y eso ella no lo sabía.

Un beso era la excusa.

Tampoco sabía

que

tras ese beso

habría un "Siempre".

No me quedó claro

si acepto ese regalo.

Y es que conllevaba

cierto riesgo.

Exactamente

el Disfrute en toda regla.

Y eso asustaba claro.

Lo bueno también asusta.

Escrito por María del Río.


Picture by Tais Alvarado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada