visitas

jueves, 27 de mayo de 2010

ELEPHANT

No era una Cita cualquiera.

Era original.

La manera de encontrarse

no había sido

mediante

un teléfono.

Él le escribió

en los pétalos

de un clavel

la hora y el lugar

donde se encontrarían.

Ella vería el mensaje

en el picaporte

de la puerta de su casa.

Y allí decidiría.

Mientras

él

esperaría

una de las dos palabras.

Un Sí

o

un NO.

Nunca habría pensado

en volver a tener 15 años.

Pero ella

hizo que fuera así.

Esa misma noche

el Bar Elephant

quizás

presenciaría

ese encuentro tan maduro

pero también tan infantil.

No era un Bar cualquiera

Y es que ellos

tampoco eran unos "cualquieras".

Era una bar en blanco y negro.

El color lo ponían sus clientes

si querían.

Llegó la noche.

El Bar Elephant

anhelaba ese encuentro.

Pero lo mejor

era que los protagonistas

de esa historia

estaban llegando

a paso firme

a ese bar.

Por separado.

Pero para encontrarse

minutos después.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada