visitas

jueves, 1 de abril de 2010

Y se estremeció

Todo su cuerpo

se

olvidó

de las Cortezas de la Vida.

Ella

se estremeció.

Hasta sus zapatos rojos

sufrieron ese nerviosismo.

Y es que no es para menos.

Le estaban dando

un beso.

Pero no uno estándar.

Era un beso

deseado

soñado

ansíado

dibujado

escrito

desde hace ya...

mucho.

Escrito por María del Río.

Photo By Oliver Roura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada