visitas

viernes, 9 de abril de 2010

No le han Matado

Es lo que tiene

padecer

una sobredosis de creatividad.

Que te deja

a veces exhausto.

Pero es un cansancio

extasiante.

Este hombre

posee un Arte

indescriptible.

Digamos

que es

Único.

Doy fe de ello.

No le han Matado.

Simplemente

se ha estirado

para

volver

a crear.

Así lo hace siempre.

María del Río

y

Eduardo del Olmo

tienen

un apellido similar

y una carrera jurídica en sus espaldas.

Pero el ARTE

les llamaba a su puerta

y ellos

la abrieron

con la mejor sonrisa.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada