visitas

sábado, 3 de abril de 2010

Fumando Esperan

Él

sabe que ha estado en casa

porque

huele a café.

Ella

sabe que ha hecho lo mismo

porque

huele a a ese aroma

tan delicioso

al salir de la ducha.

Los dos se saben

pero no se han visto.

Es curioso.

Sin decirse nada

saben

que se están buscando.

Pero lo hacen

siempre

con sutileza y elegancia.

Lo mejor

es que los dos

saben

que en algún

momento

se reencontrarán.

Y quizás

él

estará fumando.

Y en ella no habrá

un "quizás".

Ella seguro que estará fumando.

¿Cuántos Reencuentros habrán tenido ya?

Muchos.

Y los que les quedan.

Una Gran Amistad de Reencuentros.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada