visitas

jueves, 8 de abril de 2010

Bajo el Síndrome de Allison

Tenía insomnio

pero no se levantaba.

Llevaba tiempo

inmovilizada.

Es lo que tiene

que te pongan

el corazón

en el congelador

más potente

del Planeta.

Menudo frío

pasaba ella.

Por fuera

y por dentro.

Una frialdad absoluta.

Padecía el Síndrome de Allison.

Estaba paralizada.

Y asustada.

Y es que este síndrome

también es llamado

"Enfermedad de los Astronautas".

Y bueno...

ella siempre ha sido

peculiar y especial.

Pero no era necesario

exponerle a ese estado.

Afortunadamente

asumió

que estar paralizada

no se lo merecía.

Y ahora me han comentado

que está bajo otro Síndrome.

El "Síndrome del Disfrute".

No existe literalmente

este Síndrome

pero ella es creativa

por excelencia.

Y es que se lo merece

desde hace tiempo.

Siempre se lo ha merecido

pero el estar paralizada

le dejó

sin coherencia alguna.

Ahora

se asusta pero de otra manera.

Tiene sustos gratificantes.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada