visitas

viernes, 26 de febrero de 2010

Marchando un Capeado!

Hay dos clases de "Capeados".

El Primero.

El que nos entorpece de manera inconsciente.

Ese que incorporamos a nuestras espalda

día a día.

Esas malditas "capas"

que no nos dejan ser como somos

de vez en cuando.

"Capas Anti-Disfrute"

las llamo yo.

Tiene solución.

Y no bajo prescripción médica.

Es un proceso de cada uno.

Lento pero gratificante

cuando ves que te desprendes de capas

poco a poco.

El Segundo.

Es un "Capeado"

que normalmente

hacemos uso las mujeres.

Cuando nos da "el punto"

recurrimos

a un corte de pelo.

Normalmente

cuando necesitamos un cambio radical a nuestra vida.

Otras veces es porque sí.

Ese Capeado

nos da luminosidad

y más belleza.

Exterior e interior.

Ahora bien...

preferiblemente

es necesario que te lo haga otra persona.

Porque sino

puedes correr el riesgo

de trasquilarte

tu cabeza y tu espíritu.

Y entonces

vuelves al primer "Capeado"

otra vez.

Así que...

Marchando un Capeado

con tu mejor estilista

y

LISTO!!!!

Escrito por María del Río.
Foto de Juan Aragonés

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada