visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Política de Vida

La Vida está regida por normas, imperativos, obligaciones, posicionamientos y demás aspectos que

muchas veces no nos conmueven nada. Lo asumo. Pero no de manera conformista. Lo asumo. Pero

hablando claro.

Por ello me expreso de múltiples maneras. Con el ARTE en sí mismo.

Escribiendo, interpretando, pintando, escuchando y capturando fotografías con una cámara.

Hoy hablaré claro escribiendo.

No me gustan las órdenes, los imperativos ni las negaciones. (En esta frase es necesaria la negación).

Y hablando de negaciones, hay una que está latente por sistema en ciertas personas y algunas veces

en otras.

Es la llamada "NO-ME-QUIERO".

Esa es la negación que más detesto, quizás porque es la que se hace uno asimismo.

Y me incluyo.

Así que si ya tenemos un "envoltorio político y jerarquizado" que tenemos que asumir aunque no nos guste, no nos pongamos una coraza contra nosotros mismos.

Un "SI-ME QUIERO"

con dinero y sin dinero

con altura o sin ella

con gordura o con flaqueza

con chispa o sin ella

con días huraños o con días pletóricos

con torpeza o sin ella

con acotaciones o paréntesis

con todo el abecedario y la numerología

con frío y con calor

con respeto y sin arrepentimiento.

Un SI-ME-QUIERO en toda regla.

Esa es la Política de la Vida más justa y honesta.

Esa es la cuestión.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada