visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Me encanta cuando mi Padre hace esos "sube y baja"...

Me llama

Le escucho

Me dice que viene a Madrid

Le digo, ¿por trabajo?

Me contesta que sí.

Lo que era una jornada de trabajo

se convierte en un día mano a mano.

Quedo en la Plaza de Ópera.

Estoy nerviosa.

Sonrío mientras le espero.

Y siento que estoy tan inquieta

como si fuera una primera cita

con el niño que me gusta.

Vuelvo a sonreir mientras pienso eso.

Me enciendo un cigarrillo

y veo a un tipo elegante

de traje

pelo blanco

y los ojos tan verdes como esas manzanas llamadas "granny smith".

Me ve

nos miramos

y nos encontramos.

Nos abrazamos

y me dice

¿que tal está mi princesa?

Y sonriéndole le respondo.

Y pienso:

Me encanta cuando mi padre hace esos "sube y baja".

Escrito por María del Río.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada