visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

En un Instante

En tan sólo un instante pude capturar imágenes inéditas y únicas.

Apoyada en la salida de emergencia de un bar mis ojos predecían algo.

Mi mirada vislumbraba la llegada de un tipo con andares no lineales hacia mí.

Cuando finalizó su camino y se encontró conmigo, se dispuso a articular ciertas palabras.

Le costaba y lo volvía a intentar.

Yo sin decirle nada.

Pero mi mirada era fija.

Cuando logró decirme lo que quería yo me quedé sin aliento.

Mi mirada delataba síntomas de huida pero no me fuí.

Ahí me quedé hasta que sus ojos se cansaron y se cerraron.

Y los míos también.

En un instante una pequeña película dentro de otra más grande.

La Película de la Vida merecedora de premios, avatares, sorpresas, desesperación, aliento, caídas y miedos.

Pero siempre en Versión Original.

Eso siempre.

Escrito por María del Rio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada