visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

El Rimmel

Un espejo.

El suyo.

Hoy difumina

su mirada.

Coge el rimmel.

Rimmel Negro

pero cálido.

Tiene una mirada demasiado curtida

como para oscurecerla más.

Levanta con sutileza

las pestañas.

Largas pestañas

de la vida.

Y es que no es una aprendiz.

La vida

le ha dado mucho espacio

para todo.

Y eso

tiene ventajas

y desventajas.



Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada