visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Dentro de ese Vaso

Un Vaso.
Pero no uno cualquiera.
Es el Vaso.
Dentro de ese vaso se encuentran dos hielos.
Uno masculino y otro femenino.
Seguidamente un chorro de tequila.
El más fuerte.
Lo que provoca que esos dos hielos se unan y no se puedan separar.
Después unas rodajas de limón y un poco de sal, porque esos dos hielos están muy curtidos y de vuelta de la vida.
Y una pizca de azúcar, pero sólo una pizca.
A estos "dos hielos" les sobra desparpajo.
Dentro de ese Vaso se encuentra algo único.
Quizás la mejor copa que te podrían poner en un bar.
Es la copa.
Es el Vaso.
Es lo que hay dentro de ese Vaso.
Dos Hielos que no se derriten, sino que se complementan, se ayudan, se quieren y se alcoholizan de múltiples sentires.
Y por supuesto decir que esa copa no se paga porque tampoco se vende.
Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada