visitas

sábado, 19 de diciembre de 2009

Anti-Seducción


Desde la barra de un Bar

se ven cortometrajes reales constantemente.

Ahí va uno de ellos.

Una chica morena

con un escote que delata una gran fricción.

Delante suyo un chico.

Ella con una copa en mano y en la otra una bolsa de pipas.

Mira al chico con ganas.

Pero lo que no sabe ella es que no tiene arte para comer pipas.

Las muerde, se las come y tira las cáscaras sin nigún tipo de sensualidad.

Unas palomitas podrían haberle sido más útil.

No hay brisa en sus palabras ni en sus gestos.

El chico no tiene interés en ella.

Quizás sí lo tenía al principio.

Pero las pipas y el poco sentido del tacto de ella al comerlas han sido las culpables.

La chica sigue sin enterarse.

Y él al final se va.

Y la chica sigue sin enterarse.

Desde la barra.

observo lo que es

la Vida misma.

Escrito por María del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada